Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Mirador
Diciembre - 2014


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

La política como fraternidad

Por Juan Fernández y Josep Bofill


Lucía Fronza, exdiputada en el parlamento italiano y expresidenta del Centro Internacional del Movimiento Político por la Unidad (MPpU), visitó recientemente España para participar en las II Jornadas Sociales Católicas por Europa. Aprovechamos para hablar con ella sobre el Movimiento Político por la Unidad.

–Teniendo en cuenta tu experiencia política y tu compromiso cristiano, ¿de qué premisas parten las personas que participan en el Movimiento Político por la Unidad? –Hablo desde mi experiencia; no es solo una opinión. La prioridad es vivir y sufrir con nuestra gente, con aquellos a quienes se quiere servir. Teniendo en cuenta la «fraternidad», el político debe acoger a todos los políticos, hacer que se sientan en casa, que hablen de cualquier tema. La premisa es aceptar que se quiere hacer política al servicio del pueblo; luego se puede partir desde donde se quiera. La única condición es querer una política que esté dentro de la realidad, dentro de las heridas de la sociedad. –En política hay distintos criterios, conflictos, enfrentamientos… No parece un ejemplo de unidad. –En política es necesario evaluar; tienes que formar un juicio y votar en consecuencia. Es decir, debes decir sí o no. Por tanto, es delicado, pero tienes que expresar tu idea, y debes hacerlo abiertamente y escuchando el criterio de los demás. Cuando votas, evalúas, porque dices: esto me parece bien y esto no. En política y en cualquier ámbito no importa solo lo que dices sino cómo lo dices. Hay que decir la verdad, pero con respeto a la opinión del otro. La fraternidad, pues, es algo claro, real. –¿Cómo manifestar una opinión en contra de las propuestas de un adversario político? –Si crees que no puedes dar tu opinión con sinceridad es que aún no has amado lo suficiente. Si no puedes decir tu verdad, el problema es tuyo, no del otro. Significa que el otro no se ha sentido totalmente respetado. Y si dudas de esto, haces bien en no decirla. Hay que llegar a construir relaciones, porque es imprescindible para que nazca el MPpU, que surge cuando se encuentran opiniones y formas distintas para dar vida, para construir «juntos», para vaciarse de sí mismo, aportándolo todo, ante una misma realidad y ayudar al pueblo. –En muchos países de Europa están surgiendo movimientos independentistas. ¿Cómo mirar esta realidad desde la unidad o desde la fraternidad? –Esta es una opinión personal, no del MPpU. Yo veo como una riqueza las naciones y las etnias en Europa, porque Europa es distinta a los Estados Unidos, que han hecho una federación de Estados. La historia de Europa es la historia de pueblos distintos que se han yuxtapuesto. Creo que los Estados nacidos de los tratados de paz de Westfalia (1648) no son actuales, están en crisis profunda, y hay que tener el valor de pensar en cosas nuevas. No propongo eliminar los Estados. Ciertamente aquella paz fue bien en ese momento, pero ahora es necesario un gran proceso constituyente que ponga sobre la mesa a todos estos pueblos y busque la fórmula para alcanzar una Europa unida. No lo veo como un proceso revolucionario, sino más bien como un proceso de maduración de las instituciones actuales bajo el empuje de esas zonas que tienen autonomía respecto al Estado al que pertenecen y que reclaman una voz distinta. Es necesario encontrar una nueva forma de estar: la Europa de las Regiones, la Europa de las minorías. ¿Cómo ves, entonces, el futuro de Europa? -Los Estados están en crisis, no por las autonomías sino porque los problemas son internacionales: la economía, el medio ambiente… No son problemas que afectan únicamente a un país. El agua es un problema que va desde Iguazú, en América del Sur, al Lago Victoria, en África. Los Estados están bajo el dominio de las Bolsas y sometidos a leyes internacionales. A los Estados la crisis les afecta desde abajo y desde arriba, por lo tanto el Estado se tiene que reescribir y refundar. Basta una caída o subida de la Bolsa y se dice que España está fuera, o Italia o Grecia… En Italia la prima de riesgo echó al primer ministro y cambió el gobierno. No lo hizo el pueblo; fue la prima de riesgo. Yo propongo considerar esta situación global como una oportunidad de progreso. Para mí la respuesta es Europa, es decir, hace falta más Europa y menos Estados, más Europa política y menos Europa económica, más Europa política de Parlamento y menos funcionarios europeos. –Acompañaste a Chiara Lubich en su visita a España en 2002. ¿Puedes destacar un pensamiento, una idea de aquella visita? –Chiara dijo, y cito de memoria, que España es un laboratorio por todas las nacionalidades que tiene, y Europa mirará aquí para ver cómo se construye la relación con las minorías según el modelo de unidad en la Trinidad. Y estoy muy contenta de haber venido aquí para ver cómo se hace. Hay heridas, como el referéndum en Cataluña… Esto que vosotros vivís en primera persona son los ingredientes para poder construir la política, porque si todos tuvierais la misma idea, no sería necesario estar aquí para obtener la luz que nace de Jesús entre vosotros. Creo que sólo se puede hablar de fraternidad si está la herida abierta y entramos en ella; si no, no somos creíbles. Sólo así se puede hablar de fraternidad. El Movimiento Político por la Unidad (MPpU) surgió en Nápoles en 1996 por impulso de Chiara Lubich. No es un partido, sino un movimiento formado por personas activas en política que incorporan el concepto de «fraternidad» como objetivo y método de trabajo. En palabras de Chiara Lubich, «la fraternidad como categoría política, que crea la unidad salvando la diversidad, es la respuesta más innovadora a las tensiones y a los conflictos del mundo, tanto a nivel estatal como en las administraciones locales (…). El gran proyecto político de la modernidad preveía la libertad, la igualdad y la fraternidad como pilares, pero mientras los dos primeros han visto en los últimos siglos maneras parciales de realización, la fraternidad ha sido objeto de declaraciones formales, pero en el plano político ha sido casi olvidada». Esta red mundial de políticos de distintos partidos, funcionarios públicos y estudiosos de ciencias políticas trata de ayudar a los políticos a escucharse y descubrir la riqueza de cada opción, para buscar juntos el bien común. En España se presentó hace diez años y su último trabajo ha sido el documento «Propuestas ante la crisis actual desde la perspectiva de la fraternidad». Más información en http://www.mppu.org/es/ Lucía Fronza Crepaz ha sido diputada en el parlamento italiano en dos legislaturas, vicepresidenta del Movimiento por la Vida en Italia y presidenta del Centro Internacional del Movimiento Político por la Unidad hasta 2008. Tras muchos años en la capital italiana ha regresado a Trento, su ciudad natal, donde está dedicada a la formación política de jóvenes y preside la asamblea del Partido Democrático Italiano (PDI) en la región del Trentino. Es médico pediatra, está casada y es madre de seis hijos.


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook