Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Mirador
Septiembre - 2014


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Ciudades sostenibles para las generaciones futuras

Javier Rubio


La «Producción Social de Hábitat» se propone cambiar los extrarradios y periferias de las ciudades para hacerlos espacios habitables.

Nuestro modus vivendi pone en jaque las limitaciones de un planeta donde más de la mitad de la población vive en ciudades. Contaminación, huella ecológica, flujos migratorios o acceso al agua son algunos de los problemas que requieren solución. Se calcula que en 2050 la población mundial será de nueve mil millones, y necesitaríamos los recursos de dos planetas para soportar el nivel de consumo actual. Durante el seminario «Arquitecturalímite», celebrado en junio pasado en la Escuela Técnica Superior de Edificación de Barcelona (Universidad Politécnica de Cataluña), organizado por Diálogos en Arquitectura, conocimos a David García Fernández, uno de los ponentes. Con él hablamos de estos asuntos. –Se diría que cuidamos muy poco nuestro planeta… –Eso dicen los informes: aumento de la temperatura, deshielo de los polos, desertización de grandes territorios, escasez de agua potable… El hábitat de la mayor parte de los animales, o sea, el conjunto de condiciones ambientales y recursos que permiten satisfacer las necesidades de las especies, se está degradando. –¿Y cómo está el hábitat de la especie humana? –Sometido a presiones causadas por el hombre mismo. El modelo de desarrollo actual provoca pérdida de hábitat, sobre todo cuando no se tiene en cuenta el ordenamiento del territorio o se descuidan las necesidades de sus habitantes. –Pues estamos apañados… –Para todo hay soluciones. Una de ellas es la «Producción Social de Hábitat» (PSH), un proceso con valores de sustentabilidad y basado en la participación, que se propone cambiar los extrarradios y periferias de las ciudades hacia espacios habitables. Esta transformación empieza con el reconocimiento de los materiales y los recursos del lugar donde se quiere intervenir, dando mucha importancia al reciclado de los materiales y a la recuperación de espacios para servicios sociales. Según el arquitecto mejicano Enrique Ortiz Flores, la PSH se puede entender como «procesos generadores de espacios habitables, componentes urbanos y viviendas, que se realizan bajo el control de autoproductores y otros agentes sociales que operan sin fines de lucro». –¿Estamos hablando de construir ciudades? –Estamos hablando de una respuesta social al impacto que los actuales modelos de crecimiento causan en las ciudades, especialmente en su extrarradio. Las zonas periféricas son especialmente sensibles a la fragmentación y la falta de integración. En ellas se nota una creciente huella ecológica derivada de la gestión de residuos. Lo que se busca con la PSH es abordar la planificación urbana y la producción social de vivienda, basándose en las potencialidades y necesidades a partir de una acción participativa. –¿A quién se le ocurrió esta idea? –Destaca la Coalición Internacional para el Hábitat (HIC, en su sigla inglesa), que viene a ser una red global en pro de los derechos del hábitat y la justicia social. Se constituyó a raíz de la primera Conferencia de Naciones Unidas sobre Asentamientos Humanos (Vancouver, 1976) y agrupa a más de 400 organizaciones de todo el mundo. Entre sus objetivos se encuentra la PSH como alternativa a la mercantilización del territorio y la vivienda. Muchas instancias han hablado de un desarrollo que parta de una visión sostenible del hábitat, que respete los derechos de los ciudadanos y no sobrepase la capacidad de carga de la tierra. Estoy pensando en el Informe Meadows, el Club de Roma, la Conferencia de Estocolmo, el Informe Brundtland, la Cumbre de Río, etc. Muchas veces no se tiene en cuenta la sostenibilidad en los proyectos de urbanismo porque falta una legislación vinculante y rigurosa. –¿Qué se entiende por desarrollo sostenible? –Es un concepto que surge del conflicto entre el crecimiento económico y el respeto al medio ambiente. El Informe Brundtland (1987) lo define como «satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades». Desde el enfoque PSH, una ciudad sostenible será aquella que atiende las necesidades de sus ciudadanos sin poner en riesgo a las generaciones futuras. –¿Es importante en todo esto la participación ciudadana? –Es uno de los puntos básicos de la PSH para ayudar a crear un sentido de identidad y de comunidad. Sin embargo, las ciudades están desarrolladas por técnicos y políticos, y por los intereses de mercado, reduciendo al ciudadano a mero consumidor. Por eso es preciso buscar estrategias que permitan al ciudadano tomar decisiones con respecto a su territorio. –¿Una propuesta? –El desarrollo local mediante una «investigación-acción participativa», por ejemplo. Se trata de aprovechar los recursos y potencialidades de una comunidad, barrio o ciudad, como resultado de la colaboración entre los actores sociales, políticos y económicos. Con la «investigación-acción participativa» se pueden diseñar estrategias entre técnicos, políticos y ciudadanos con el fin de transformar el territorio. El objetivo de la PSH es permitir que la ciudadanía se implique en su propio desarrollo, con la ayuda de los técnicos y el apoyo de la administración. El seminario «Arquitecturalímite» tuvo lugar en Barcelona del 15 al 18 de junio y reunió a treinta participantes entre jóvenes arquitectos, profesores y estudiantes, procedentes de España, Italia y Colombia. Contó con la colaboración de profesores de la Universidad Politécnica de Cataluña, de la Universidad Internacional de Cataluña y de la Universidad La Salle de Barcelona y de Bogotá. El programa abordó el análisis de las técnicas de bajo coste para proyectos en contextos extremos, de ahí el concepto de “límite”, que toma en consideración las tecnologías simples y los procesos de participación cooperativa. «La arquitectura –decía uno de los participantes– debe ser para la gente y construida con la gente de forma compartida: es un cambio cultural». «Me llevo un profundo sentido ético –afirmaba otro–; no estoy construyendo escuelas, sino educación; no un centro de salud, sino sanidad». Y un tercero: «Sustituir el “trabajar por” los países en vías de desarrollo por un “vamos a compartir”».


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook