Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Código 20
Julio - 2014


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

“La meta es la misma para todos”

Georgina Raventós


Georgina acaba de finalizar su tercer año de Filosofía y decidió empezar el verano recorriendo 100 km del Camino de Santiago con otras tres compañeras de universidad. Cinco etapas, cinco días, una experiencia para repetir.

El bus que va de San Sebastián a Sarria, de donde partimos, tarda aproximadamente nueve horas. Martinique, María, Majo y yo lo cogimos tres días después de terminar los exámenes finales. ¿Apetecernos? No mucho… Aunque íbamos sonrientes, creo que todas estábamos asustadas, y las previsiones del tiempo no animaban: lluvia, tormenta y frío. ¡Un planazo ideal para empezar el verano! Pero el Camino de Santiago no es una ruta más, es un camino de crecimiento personal, de superación. Subidas y bajadas, lluvia y barro, viento y canciones, y por la noche, dolor muscular y ampollas sazonados con ronquidos y olor a sudor. Cada uno va a Santiago por un motivo propio y parte del encanto es la gente con la que uno se cruza en el camino o en los albergues de peregrinos. Conocimos a un grupo de chicos que llevaban un mes caminando: Robert, de Alemania, Ana y Sara, de Italia, y Ander, de un pequeño pueblo de San Sebastián. Tien, un vietnamita asentado en Estados Unidos, fue con el que más hablé. Se quedó sorprendido al saber que las cuatro éramos estudiantes de Filosofía y nos preguntó el motivo de nuestro Camino, para contarnos luego que era su segunda vez. Él estaba en búsqueda, insatisfecho con su vida, y al final confesó que venía buscando… a Dios. Hablamos acerca del sentido de la vida, de qué esperábamos del futuro, y nos leyó varios poemas suyos. El mejor recuerdo que tengo es de la cena en el albergue con todos ellos. Y es que da igual la edad, el país de procedencia, el punto de inicio. La meta es la misma para todos: Santiago. Sí, cuando llegamos a la catedral, lloré. Estaba agotada, me dolían los pies, llevábamos muchos días de lluvia y me emocionó el hecho de que la media de edad de los caminantes fuera de 70 años. Mientras hacíamos cola para conseguir la compostela, un ancianito coreano echó con nosotras una partida de «piedra, papel, tijera». El perdedor tenía que invitar a todo el grupo a un helado. Aunque perdimos, terminó invitándonos él, tras confesar que había hecho trampas. Al final, los pasos difíciles, la alegría alrededor de la mesa compartida, las conversaciones mantenidas y los abrazos sinceros llevan a postrarse de rodillas ante el Santo Sagrario para agradecer, pedir perdón, orar. Por todo esto, para mí el Camino de Santiago ha sido no sólo un modo distinto de empezar el verano, sino además un respiro del ajetreo de la vida diaria, un regalo de Dios.


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook