Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Cultura de la Unidad
Julio - 2014


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

La naturaleza manifiesta a Dios

Chiara Lubich


Durante un rato de descanso vi un documental sobre la naturaleza ...

Durante un rato de descanso vi un documental sobre la naturaleza [...] Ese largometraje produjo en mi alma un gran efecto. Contemplando la inmensidad del universo, la extraordinaria belleza de la naturaleza y su potencia, me remonté espontáneamente al Creador de todo y adquirí una nueva comprensión acerca de la inmensidad de Dios. Fue una impresión tan fuerte y tan nueva que me habría arrojado de inmediato a tierra de rodillas para adorar, alabar y glorificar a Dios. [...] Y casi como si ahora se me abrieran los ojos, comprendí como nunca quién es el que hemos elegido como ideal; o mejor dicho, quién es el que nos ha elegido a nosotros. Lo vi tan grande, tan grande, tan grande que me parecía imposible que hubiera pensado en nosotros»1. «Quisiera que nos detuviésemos un instante y nos recogiésemos en lo más profundo de nuestro corazón y que, todavía con asombro, nos preguntásemos: “¡Dios me ha elegido! Pero ¿quién es el que me ha elegido?” Y elevando el pensamiento por encima de todo lo que nos ocupa en este mundo (nuestras cosas, nuestra casa, nuestra familia [...]) nos remontásemos con el pensamiento a cuando hemos podido contemplar la infinita extensión del mar, una cadena de montañas altísimas, un glaciar imponente o la bóveda celeste salpicada de estrellas... ¡Qué majestad! ¡Qué inmensidad! Y que, a través del esplendor deslumbrante de la naturaleza, nos remontásemos a Aquél que es su autor: Dios, el Rey del universo, el Señor de las galaxias, el Infinito. [...] Entonces, si la percepción de su majestad nos anonadase, la certeza de que Él nos ha elegido podría abrirnos el corazón y suscitar en nosotros el deseo de descubrir, de encontrar –bajo la gloriosa e inmensa belleza de la creación– su rostro, su presencia. Él existe. Existe porque está presente en todas partes: tras el murmullo de un arroyo, en una flor que se abre, en una aurora clara, en el rojo de un crepúsculo, en una cumbre nevada [...]. Mi deseo y consejo sería que... lo buscásemos de modo especial allí donde la naturaleza nos lo muestra. Es verdad, estamos trabajando en nuestras metrópolis de cemento, construidas por las manos del hombre entre el estruendo del mundo, donde la naturaleza pocas veces se ha salvado. Y sin embargo, si queremos, es suficiente un retazo de cielo azul que se abre entre los tejados de los rascacielos para acordarnos de Dios; basta un rayo de sol, que no deja de penetrar ni siquiera entre los barrotes de una cárcel; basta una flor, un prado, la cara de un niño...»2. 1 Conexión, 22-1-1987: cf. Buscando las cosas de arriba, Ed. Ciudad Nueva, Madrid 1993, pp. 113-114. 2 Conexión, 22-9-1988: cf. cit., p. 18.


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook