Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Cultura de la Unidad
Junio - 2014


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Lo más importante, las relaciones personales

José Mª Fernández Abella


La historia de un farmacéutico de Córdoba entretejida de experiencias a contracorriente.

En el año 2003 compré la farmacia «El globo» con otro socio. El trato que cada uno daba a los auxiliares era muy distinto y la situación se fue haciendo cada vez más insostenible, llegando incluso a las amenazas... Al cabo de tres duros años tuve que buscar un abogado y llegamos a la solución de subastar la oficina de farmacia. Mi situación económica era infinitamente más débil que la suya, pero los auxiliares me ofrecieron hipotecar sus viviendas para que me quedase yo con la farmacia. Gracias a ellos gané la subasta y como compensación por su generosidad, decidí repartir parte de los beneficios una vez pagados los gastos y ponerlos a cotizar al máximo cuando cumplan los 50 años. Esta experiencia ha marcado un antes y un después en el desarrollo de la farmacia, pasando a vender más del doble en cuatro años. Parte de estos beneficios, los compartimos con personas necesitadas a través del proyecto por una Economía de Comunión. Entiendo que lo más importante en el trabajo son las relaciones personales, que son el caballo de batalla de cualquier empresa. En una ocasión, uno de los auxiliares tuvo un accidente y se rompió las costillas, lo cual le provocó un neumotórax. Estuvo más de una semana en la UVI y tuvieron que intervenirle varias veces. En vista de que su recuperación iba a llevar bastante tiempo, asumiendo un gasto no previsto, decidí contratar a una persona que realizase sus tareas mientras él estaba de baja, de manera que su ausencia no resultase en un aumento de carga de trabajo para el resto del personal, y durante todo el tiempo que llevó su recuperación, aunque no estaba obligado por ley, le pagué el sueldo completo, pues no podía dejar a la familia con el sueldo mermado debido a la baja. Esto, que a mí me parecía lo más normal y lógico, no todo el mundo lo ve igual. Me di cuenta cuando la mujer del accidentado me dijo un día en el hospital: «Desde que tú llegaste a la farmacia empezó la igualdad». El auxiliar se incorporó siete meses después, a pesar de que algunos le decían que era tonto por incorporarse tan pronto después del traumatismo que había sufrido. Yo creo que su respuesta fue la del «dad y se os dará», donde la picaresca no tiene cabida. Al principio teníamos horario normal. Desde 2006 ampliamos el horario y ahora abrimos 16 horas al día. Cuando me preguntan si nos ha afectado la crisis, mentiría si dijera que no, pero creo firmemente en el «Otro socio», como me gusta llamar a la providencia de Dios. El año pasado vino la directora de una residencia de ancianos. En un principio sospeché que quería hacer negocio con nosotros, y casi sin dejarle hablar le dije cuál era nuestra política de empresa, dándole a entender que no iba a admitir que pidiera comisiones. Pero para mi sorpresa me dijo que simplemente quería nuestro servicio, pues en el centro de salud cercano le habían hablado de nuestro modo de trabajar y eso la atraía. Con esto quedaba ratificado que la competencia y el éxito no están reñidos con la honradez y la ética en la gestión de la empresa. Mi alegría en cuanto empresario que sigue los criterios de la Economía de Comunión radica en saber que puedo ayudar tanto a los que tengo cerca como a los que están lejos, por el hecho de destinar una parte de los beneficios a los necesitados. Para mí este proyecto es una revolución en todos los sentidos y cambia toda una empresa. Los fundamentos de la Economía de Comunión, bien vividos, hacen que la empresa pueda llegar a ser un trozo de cielo en la tierra. Por eso creo que la Economía de Comunión es un faro para la sociedad. Uno de mis nueve empleados dice que la Economía de Comunión es «aquello que todo el mundo piensa, nadie habla y a todo el mundo le gustaría hacer». Más información sobre la Economía de Comunión en economiadecomunion.org


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook