Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Palabra y vida
Mayo - 2014


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

De un simple saludo

Paco Tomás


Madrid, primeras horas de la mañana. Miles de personas, como ríos anónimos, confluyen en las estaciones y medios de transporte públicos.

Madrid, primeras horas de la mañana. Miles de personas, como ríos anónimos, confluyen en las estaciones y medios de transporte públicos. El metro se traga rápidamente porciones de multitud en un ritual rumoroso y siempre igual. Pasajeros apretados y aun así solos, distantes. Compañeros de viaje cada cual en su mundo: rostros ocultos tras un periódico, orejas protegidas por auriculares. Durante mis viajes cotidianos a la capital en el tren de cercanías desde la localidad donde vivo con otros sacerdotes, observaba estas actitudes. En medio de la multitud que llenaba el andén resonaba dentro de mí la invitación a que «nadie pase a tu lado en vano». Quería romper el cliché. Empecé a deshacer el anonimato saludando a la gente. El primer saludo me costó mucho esfuerzo, pero luego, poco a poco, se fue volviendo una costumbre. Al principio la gente se quedaba muy sorprendida, pero luego estaban a gusto. Y entonces subíamos juntos al tren o bajábamos hablando. Al cabo de nueve años he conocido a más de trescientas personas con las cuales he entablado un verdadero diálogo. No siempre me funciona. Algunos –pocos, en realidad– se dan la vuelta o bajan la cabeza cuando me ven llegar. Pero son más las experiencias positivas. La primera persona a la que saludé era una señora. Cuatro días después le administré el sacramento de la unción de enfermos a su padre. Al día siguiente me preguntó: «¿Por qué me saludaste ese día?». Sencillamente respondí: «Porque creo en la fraternidad universal; porque Jesús pidió: “Padre, que todos sean uno”». Pero ella replicó: «No. Era porque Dios quería preparar bien a mi padre para este momento. En adelante, si alguien me dice que Dios no existe, le daré este testimonio». Más adelante me presentó a sus compañeras de trabajo y celebré la boda de su hermana y el bautizo de su hija. Una vez una señora me contó que cierto día su hija había salido de casa enojada con Dios. Cuando volvió, le contó que en la estación se había encontrado con un sacerdote que la había saludado, habían viajado juntos y hablado mucho. Para ella había sido la señal de que Dios salía a su encuentro. Con esta familia he entablado una estrecha amistad, he ido a bendecir su casa y hasta la de la vecina, que pertenece a la Iglesia ortodoxa rusa. Procuro mantener el contacto con todos enviándoles cada quince días un correo electrónico, a veces bien largo, con la Palabra de vida y su respectivo comentario, y una serie de testimonios sobre el Evangelio vivido, míos o de los que me han respondido a lo largo del mes. Muchos lo imprimen para que se lea y relea en casa. Un día me encontré en el correo con un mensaje de una persona que recibía mis correos desde hacía años: «Nunca te he respondido, pero lo leo todo. No dejes nunca de escribirme». Algunos me han animado a que todo ello lo ponga en un blog* para que también se beneficien otros, y en quince meses desde que lo abrí, lleva ya más de 16.300 visitas. *vidadelapalabra.blogspot.com.es


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook