Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Mirador
Marzo - 2014


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Una semilla que ya está germinando

Juan Manuel Granado


En Driuch (Marruecos), una guardería ofrece a los niños la posibilidad de aprender para salir de la pobreza.

En el norte de Marruecos, muy cerca de Melilla, se halla Driuch, localidad donde desde hace mucho tiempo se encuentra una comunidad de Hijas de la Caridad. En sus enriquecedoras cartas, Sor María Jesús López, que tiene a su cargo una guardería a la que acuden unos cien niños, habla de los logros y las dificultades de estas hermanas. «Muchas cosas me gustaría contaros de lo que hacemos aquí –dice en una de ellas–. Intentamos ser presencia de la Iglesia con nuestra pobre presencia. La comunidad consta de cuatro hermanas; tres pasan de los setenta, pero están aquí desde hace muchos años y se han desgastado por los pobres. Han sembrado una semilla que ya está germinando y son una referencia constante de casi todos los habitantes de este pueblo. Yo sólo hace dos años que estoy aquí y vivo de lo que ellas han sembrado. Juntas intentamos dar un testimonio coherente de nuestra fe con nuestra vida, estando al lado de los musulmanes, desde la humildad de quien tiene mucho que aprender de ellos, al mismo tiempo que intentamos transmitir los valores cristianos que siempre dignifican a las personas que los viven». Hablando más concretamente de la guardería que dirige, escribe: «La mayoría de los niños son del campo. Algunos viven a 5 Km, pero sus padres se arriesgan y los mandan al pueblo; si no, se quedarían sin posibilidad de aprender, como les sucede a muchos niños. Una tercera parte de los niños de la guardería son de la ciudad y los trasladamos todos los días en una camioneta. Son muy pobres y no pueden ir a ninguna otra guardería porque todas son de pago. Nuestro objetivo es prepararlos para que puedan ir a la escuela. Lo mejor que podemos hacer por ellos es la promoción, ofrecerles la posibilidad de aprender para que puedan salir de la pobreza por sus propios medios, y sobre todo formarlos en valores como la limpieza, la responsabilidad, el respeto, la sinceridad, etc. Intentamos que crezcan en todos los aspectos de su vida». La labor de estas hermanas no se limita al aspecto educativo: «Les damos una buena comida al día y una merienda. Duermen después de comer y tienen una educación infantil con contenidos propios de su edad: lectura, escritura, numeración, religión (aprenden el Corán y a vivir su religión con coherencia) y conocimiento del medio». Procuran también que las madres se interesen por la educación de sus hijos y para ello hacen visitas a domicilio con el fin de conocer su situación. Además dan clases de alfabetización a las que quieran aprender. También enseñan el bordado marroquí a las chicas que quieren trabajar los pedidos que les hacen desde España. Un último detalle: su modesto dispensario. «Nos permite curar a los enfermos que se presentan –cuenta sor María Jesús–, ya que las curas en el hospital cuestan dinero y no lo tienen. Aquí se atiende a todo el que previamente ha ido al médico con alguna herida y continúa su tratamiento. Lo que más tenemos son quemados, porque cocinan en camping-gas y tienen muchos accidentes». Sor María Jesús anda siempre buscando recursos, así que un día decidió escribirle a su amiga Casti, de Lebrija (Sevilla), y ésta se lo comentó a un grupo de amigos: «Es comprensible que nuestra primera reacción fuese pensar en las dificultades de nuestro propio entorno en estos momentos de crisis, y también en cómo ayudar fuera de nuestras fronteras. Pero luego se impuso la certeza de que Dios es providente, y además esto le daba a la comunidad la posibilidad salir “a la periferia”, tal y como invita a hacer el papa Francisco». «Elaboramos un presupuesto, y como alcanzaba los 1.000 €, desglosamos las partidas –libros, cuadernos, lápices, material didáctico…– para adecuar las aportaciones a las posibilidades de cada persona. Una empresa se ofreció a gestionar el equipamiento pedagógico y realizó el primer envío. Aunque todavía no se ha logrado cubrir el presupuesto, seguimos en ello con una fe que “mueve montañas” y felices de hacer una experiencia que nos enriquece como personas y como grupo». Después de recibir el primer envío de material, sor María Jesús escribe: «Quiero que sepáis que, gracias a vuestras aportaciones, los niños y niñas de esta guardería están recibiendo una formación de calidad, casi como la que reciben ahí en España. Ellos saben que están aprendiendo gracias a personas generosas que les ayudan, y rezan por ellas, pues son muy creyentes». Y concluye Sor María Jesús, refiriéndose a la labor que realizan con estos niños: «Es una forma de contribuir a mejorar el mundo, erradicando la pobreza al dar el anzuelo de la cultura para que las mentes puedan pensar y actuar en consecuencia».


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook