Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Mirador
Diciembre - 2013


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

El «cómo» tan importante como el «qué»

Eduardo Ortubia


Ciutat Nova, revista de los Focolares en catalán, lleva 25 años difundiendo la cultura de la unidad. Así nos lo cuentan algunos de sus protagonistas.

El número 1 de Ciutat Nova tiene fecha de diciembre de 1988, un bimestral de veinte páginas a dos colores. Dos años antes, esta cabecera había visto la luz como un sencillo impreso mensual de cuatro páginas. Actualmente Ciutat Nova consta de cuarenta páginas a color y se imprimen casi 700 ejemplares. ¡El caso es que este mes Ciutat Nova llega a su número 150 y cumple 25 años! El aniversario se empezó a celebrar ya en el mes de mayo en Castell D’Aro (Girona), donde la publicación tiene su sede desde julio del año pasado. A la cita acudieron, entre otras personas, uno de los primeros directores de la revista, Gaspar Bruguera, y una redactora que lleva colaborando con la publicación desde su nacimiento, Rosa Serrahima, amén de numerosos suscriptores que no han dejado de sostener Ciutat Nova desde el principio. La experiencia de quienes han protagonizado la historia de Ciutat Nova es tan enriquecedora que sería injusto no reconocerla. Para recordarla, hojeamos las páginas del número 100 (agosto de 2005), que recogen el testimonio de sus dos primeros directores. En ellas, cuenta Jordi Marjanedas que el título de «director» no es el que mejor se adapta a lo que hacía: «Yo era el encargado de escribir el editorial y seleccionar los artículos, pero también de corregir las pruebas de imprenta, llevar la contabilidad, buscar publicidad, ordenar las suscripciones, imprimir las direcciones, preparar los envíos y al final llevar las revistas a correos». «Había que tener valor –añade Jordi– para llamar “revista” a aquellas páginas, pero estaban llenas de ilusión». Metaforizando con la figura de un proceso de gestación, habla Jordi de la «madre» de esta criatura: «La idea de hacer la revista había que presentarla a la comunidad del Movimiento en Cataluña. Se convocó una reunión extraordinaria y la propuesta fue bien acogida. (...) Aquella comunidad fue la que, desde el primer momento, sacó adelante a esta criatura (...) alimentándola con sus experiencias evangélicas y difundiéndola entre sus familiares y amigos». Inesperado fue, por otra parte, el respaldo de la Iglesia: «Recuerdo la alegría que sentí cuando abrí una carta de Mons. Torrella, entonces arzobispo de Tarragona, en respuesta al primer número que le enviamos para darle a conocer la revista. Nos felicitaba y enviaba un talón de dos mil pesetas para ayudarnos». La experiencia de Gaspar Bruguera se remonta al año 1962, cuando cayó en sus manos un número de la revista Mariápolis, publicada en Italia en un mal castellano que no le impidió quedar «cautivado por la vida que encontraba en aquellas páginas». Pocos años después vio nacer Ciudad Nueva en castellano, al frente de la cual estuvo primero en Barcelona y luego en Madrid; y muchos años después, mientras las libertades democráticas se consolidaban, «vimos más próxima la realización de una Ciutat Nova en catalán». Desde el punto de vista lingüístico, aquel mensual de cuatro páginas «nada podía envidiarle a aquella revista Mariápolis –cuenta Gaspar–, pues ninguno de nosotros había estudiado catalán en la escuela. ¡Si no hubiese sido por la ayuda de los monjes de Montserrat...!». Recuerda también que la generosa donación de una persona y el apoyo técnico de la edición en castellano hizo posible dar el salto al bimestral de diciembre de 1988: «Para nuestra comunidad, el nacimiento de Ciutat Nova supuso la conquista de un sueño, y la Iglesia local celebró la iniciativa dándole amplio eco en el semanario Catalunya Cristiana. En cambio, algunos expertos en difusión de prensa en catalán eran muy escépticos. Uno de ellos dijo: “Les aseguro que esta publicación no durará más de seis meses”. Evidentemente se equivocó». A lo largo de sus 25 años también han dirigido Ciutat Nova Ángel Carreras, Ángel Bartol, Gabriel García, Aurelio Romero, Carlos Núñez, Aurelio Cerviño y Amparo Gómez, su actual directora. Aurelio Romero, andaluz de Camas (Sevilla), que ya había trabajado en la edición coreana de Ciudad Nueva, dirigió Ciutat Nova entre 1999 y 2001. «En ambos casos –dice Aurelio– yo era el “intruso”, el que llega de fuera. Al principio me pareció una dificultad añadida, pero luego entendí que podía sacar partido de ello, dado que lo esencial de la publicación no es sólo el contenido, sino también la forma. Y no me refiero a la maquetación, sino al proceso de creación, en el que se valora la aportación de cada cual». Y otro Aurelio, esta vez argentino, condujo la publicación entre 2003 y 2010: «Haber trabajado en Ciutat Nova –reflexiona Aurelio Cerviño– me ha permitido abrir el corazón y la mente a nuevos horizontes. Por un lado, durante esos años entrevisté a personalidades como Joan Rigol, Arcadi Oliveres, Víctor Pou, Ernest Benach i Pascual, Conxita Campoy y un largo etcétera. Por tanto, tuve una buena oportunidad de entrar en contacto con la cultura catalana. Por otro lado, he gozado con el trabajo en equipo, con los retos, con renovar el diseño cuidando al mismo tiempo de mantener las raíces de la publicación. Una revista es mucho más que un puñado de páginas; es un sueño compartido con otras personas. (...) Como argentino que soy, doy gracias porque he aprendido mucho de los catalanes, un pueblo con raíces y cultura abiertas y estimulantes, que acogió la primera semilla de la espiritualidad de la unidad en tierra ibérica, la ha custodiado y le ha dado difusión por toda la península». Protagonista de excepción He estado trabajando un montón de años en Ciutat Nova aportando todo lo que podía. Fue a raíz de mi prejubilación en 1994 cuando me ofrecí para lo que fuera necesario y ¡no tardaron en aceptar el ofrecimiento! Total, poca cosa. Sería cuestión de archivo y poco más. Pero qué sorpresa me llevé cuando el director me dijo que se trataba de encargarme de las suscripciones. Poco faltó para que me desmayara, pues todo estaba metido en el ordenador y yo, de ese artilugio, “na de na”. Pero con paciencia y amor, los directores, que han sido unos cuantos, me dieron la suficiente capacidad para dominar el asunto. Cada uno de ellos ha sido único para mí. Con sus características y modos de hacer diferentes, siempre estaban en la disposición del amor mutuo, de ser familia y saber escuchar, cosa que no había ocurrido en los muchos años que trabajé en otras empresas. Maruja Perales


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook