Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Mirador
Octubre - 2013


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Aprender fraternidad

Araceli del Pozo*


Un congreso sobre el mundo de la educación que propone «buenas prácticas» y aspira a un sistema pedagógico universal: la Pedagogía de comunión.

Learning Fraternity es el título de un congreso que reunió el pasado mes de septiembre en Castelgandolfo (Italia) a 650 participantes de 35 países, entre los cuales había educadores, padres de familia, jóvenes y adolescentes, representantes de escuelas y otras instituciones educativas, animadores de grupos, catequistas y expertos en Pedagogía de distintos contextos culturales, todos ellos comprometidos cotidianamente con la cuestión educativa. En un momento bastante crítico para la educación en nuestro país (la marea verde, el debate sobre la escuela pública, etc.), veintisiete profesionales de la educación de varias ciudades españolas no participamos en un congreso, sino en una «experiencia» que en mi opinión da respuesta en modo creíble y tangible a la pregunta de fondo que se impone hoy: ¿lograremos humanizar nuestra aldea global en el ámbito que nos es propio, la educación? La respuesta en nuestra experiencia de esos días es afirmativa. El objetivo del congreso, trazar líneas pedagógicas comunes basadas en la fraternidad y la paz, fue el hilo conductor en todos los itinerarios y actividades llevados a cabo. El programa, articulado en conferencias, 35 talleres y 20 stands-paneles, nacionales y locales, mostraban buenas prácticas e iniciativas implementadas en contextos culturales muy diferentes y algunos muy conflictivos, mostrando así un increíble abanico de lo que suscita el principio de la fraternidad en todas las latitudes. En este recorrido se subraya como estrategia fundamental la importancia de «lo pequeño», de la pequeña comunidad, del grupo que posibilita y permite la formación no del individuo en sí mismo sino de la persona-relación, de la persona-socialidad, de la persona-diálogo. Muchos de los proyectos presentados nacen de experiencias «pequeñas», de alguien que toma la iniciativa y cuya acción puede llegar a insospechados ámbitos de influencia de paz, implicando instituciones y organismos internacionales. Así lo demuestran las experiencias de Egipto, Camerún, Pakistán y muchas otras que se presentaron durante el congreso. Contemplar este raudal de «vida educativa» nos hace conscientes de la importancia de nuestra acción en nuestro grupo, en nuestra familia, en nuestra asociación, en nuestra aula, como nudo de una inmensa red de fraternidad, que por pequeño que sea, si falta, debilita la red, pero si se mantiene, fortifica y hace la red más tupida. Por tanto, no puede faltar nadie, todos somos imprescindibles para construir la red. Una red basada en la relación, ésa es la novedad. Y siendo esto ya importante, no es suficiente y se propone un paso más: convertir estas experiencias en política educativa. Se subrayó además el concepto de «incluir»: incluir las áreas periféricas, las áreas difíciles, oscuras. Una educación inclusiva, intercultural, evidencia clara de una pedagogía de la fraternidad, de la comunión, que demuestra que la fraternidad se puede aprender y se puede enseñar en la escuela y fuera de ella, en la universidad y fuera de ella, para que llegue a ser una red mundial que aspira a la fraternidad universal: la globalización de la solidaridad. *) La doctora Araceli del Pozo es vicedecana de estudiantes de la UCM. Buenas prácticas Con el proyecto Derecho a estudiar para los niños birmanos la ONG Acción Mundo Unido (AMU) quiere garantizar la educación primaria a los niños birmanos que han emigrado con su familia a Tailandia huyendo de las persecuciones y de una vida paupérrima. A lo largo del curso escolar 640 niños fueron atendidos en colaboración con la entidad local Good Friend Center. Nueva Vida es el nombre del centro juvenil situado en el barrio Borro de Montevideo (Uruguay), uno de los barrios más degradados de la ciudad. El centro ofrece a más de 300 chicos la posibilidad de estudiar y tener una comida caliente. En Tucarembó, una ciudad al norte del país, se ha podido construir una biblioteca para los chicos gracias a la ayuda de la iniciativa Schoolmates. Schoolmates es una iniciativa que promueve la «cultura del dar» entre los chicos del norte y el sur del mundo (www.school-mates.org). Desde 2004 ha repartido treinta becas a chicos y chicas necesitados en la India en colaboración con el proyecto Udisha («Rayo de sol que anuncia el alba»). La asociación Starkmacher («El que te hace fuerte») lleva a cabo numerosas iniciativas basándose en la convicción de que toda persona alberga algo bueno y hay que hacerlo visible. La asociación, que opera en Alemania y otros países de Europa, trabaja con jóvenes que proceden de situaciones sociales degradadas o están en riesgo. En la acción Stark ohne Gewalt («Fuertes sin violencia»), por ejemplo, ideada por Starkmacher, han participado hasta ahora más de 25.000 jóvenes en todo el mundo. A modo de decálogo 1. Educarse para educar a los demás (actualizarse, evaluación personal). 2. Poner en práctica el arte de amar como método pedagógico. 3. Construir relaciones de reciprocidad mediante un pacto educativo: educando y educador en el mismo plano. Volver a empezar siempre: mirar con misericordia cada día al otro lo hace nuevo. 4. Poner de relieve la potencialidad de niños, muchachos y jóvenes para que puedan expresar su personalidad y den lo mejor de sí mismos: tutoría entre iguales y entre generaciones. 5. Buscar juntos, educadores y educandos, la verdad en todas las ciencias. En lo particular está lo universal. Interdisciplinariedad. 6. En la escuela y demás ámbitos educativos formar “células” con quienes comparten los mismos valores para responder concretamente a los problemas y generar unidad. 7. Sentir como propios no sólo los problemas de mi clase, mi familia, mi comunidad, sino los de cualquier educador y cualquier educando del mundo. 8. Relacionarse con las distintas esferas educativas («Hace falta un poblado para educar a un niño», según el proverbio africano) y buscar un sistema pedagógico universal para ofrecerlo a la sociedad: Pedagogía de comunión. 9. Aceptar los límites, el fracaso personal, el de la historia y el de humanidad y usarlo como trampolín. 10. Lograr que la escuela y la educación sean un foco de irradiación de la fraternidad universal.


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook