Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Hablando de
Septiembre - 2013


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

¡Bendita familia!

Manuel Morales


El pasado mes de junio los agustinos celebramos como cada año las bodas de plata y oro sacerdotales de los que correspondía.

El pasado mes de junio los agustinos celebramos como cada año las bodas de plata y oro sacerdotales de los que correspondía. Este año, entre otros, el susodicho. Acompañados por un buen número de sacerdotes, teníamos allí también a nuestras familias: hermanos, cuñadas, primos, sobrinos… Durante la misa, llegamos al momento del abrazo: «¡Daos fraternalmente la paz!». En aquel clima de recogimiento, no pensaba yo acercarme hasta los míos. ¡La iglesia es tan grande y ellos en los bancos quedaban tan lejos! Pero quien presidía me susurró al oído: «¡La familia!». Lo entendí como un deseo de Dios: «¡Vete a abrazarlos; son tu gente!» Y bajé. Eran veinte. Fui abrazando y besando a grandes y pequeños. Y aquí la sorpresa: ¡una emoción repentina me hace llorar como un niño y vuelvo al altar hecho un mar de lágrimas! Hoy, leyendo el Evangelio, lo he entendido todo. Dejamos padre y madre y hermanos y casa y campos… Renunciamos un día a uno de los más hermosos bienes que el Creador nos ha regalado en la tierra, la familia. Renunciamos a ella, pero no se nos borró del corazón; está ahí, viva, palpitante, con toda una historia sagrada de rostros, dolores, alegrías, circunstancias inolvidables. Todo ese mundo me estremeció –ahora lo entiendo– para hacerme recordar y agradecer el valor inmenso y la historia admirable de donde venimos. Somos hijos de esa historia, frutos de ese árbol. Del día de mi ordenación sacerdotal (1-9-63) sólo tengo una foto sencilla con mi padre y el tío en el jardín del convento. La madre había volado al cielo hacía muchos años. Pero conservo un testimonio elocuente de un día solemne anterior. Mi buen padre, días después de mi profesión religiosa, escribe: «Yo le decía al Señor en aquellos momentos que estabas postrado ante Él: no solamente te lo entrego, lo hago además con la gran alegría que expresan estas lágrimas, como lo haría igualmente con todos mis hijos si pudieran lograr esa dicha». ¡Ole padres como éste! Muchos padres y madres de sacerdotes, religiosos y religiosas he conocido; ellos solos ya explican la vocación de sus hijos. Nuestro padre tenía hermanos y hermanas. Jamás vimos entre ellos algún desentendimiento. Los tendrían tal vez, pero supieron esconderlos. ¡Una convivencia de familias! Más liberales unos, más austeros otros, pero todos familia. La muerte repentina de nuestra madre hizo que su única hermana se convirtiera en madre de nuestra pequeña, que sólo contaba dos meses. Se la llevaron los tíos, y los primos se convirtieron en hermanos. Y así otra tía con el peque. Y una prima haciendo de madre… Todo eso me estremeció ese día. ¡Bendita familia! ¡Cuánto amor y cuánto sacrificio, cuántas renuncias y cuánta fe detrás de toda esta belleza!


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook