Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Mirador
Septiembre - 2013


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Mediación y justicia

Javier Rubio


La mediación como alternativa o complemento a la administración de justicia.

¿Es la sentencia dictada por un órgano judicial el único medio de acceder a la justicia? Hablamos con los abogados y mediadores Mª Carmen de Jorge y José Vicente Gimeno. –¿Creéis que hay una cultura de mediación en España? –Tradicionalmente se ha acudido al litigio y la confrontación. En los juzgados pocos han sido los acuerdos negociados entre las partes. Afortunadamente esto está cambiando, no sólo por parte de abogados, procuradores y funcionarios, sino también por muchos jueces y magistrados que ven la mediación como una forma de descongestionar los juzgados y de resolver conflictos que tienen visos de enquistarse. También el Estado le ha dado un impulso con la Ley de Mediación, fomentándola además con la Ley de Tasas, que prevé exenciones totales y parciales para los acuerdos adoptados por mediación. –Todos nos preguntamos por qué es tan lenta la administración de justicia. ¿Es más ágil la mediación? –La administración de justicia está pasando una crisis derivada de la poca agilidad de los procedimientos judiciales. En muchos casos se percibe que no se da respuesta adecuada a los litigios, a menudo porque la aplicación del derecho no es lo apropiado para resolver las controversias, ni siquiera para la parte vencedora, pues en la mayoría de los casos hay muchos intereses o necesidades de las partes que sólo ellas pueden resolver adecuadamente a través del dialogo. En cambio, la mediación es un proceso en el que las partes enfrentadas recurren voluntariamente a una tercera persona imparcial, el mediador, para llegar a un acuerdo satisfactorio. Es un proceso creativo, porque lleva a soluciones que satisfacen a las partes e implica no restringirse a la ley. La solución no la impone un tercero, como en el caso de jueces y árbitros, sino que la crean las partes voluntariamente. –¿Qué papel juega el mediador? –Lo fundamental es tener claro que los mediados son los dueños de su acuerdo. El mediador, al ser neutral, no puede proponer solución alguna, pero sí ayudar a que las partes ajusten sus circunstancias a las del conflicto que tratan de resolver. El mediador ha de tener una formación específica y es necesario que desarrolle unas cualidades, como la capacidad de escuchar sin juzgar, la flexibilidad, acoger a los mediados para que expresen sus sentimientos, crear las condiciones para establecer un dialogo y ser capaz de ponerse en el lugar del otro a fin de que los mediados también lo hagan. –¿Se suelen cumplir esos acuerdos? –Los acuerdos tienen un alto grado de cumplimiento, alrededor del 90%. Al final del proceso de mediación las partes firman un acta en la que voluntariamente llegan a un pacto para resolver su controversia. Por lo tanto, estamos ante un contrato del que derivan derechos y deberes, que puede tener eficacia de sentencia si se eleva a escritura pública ante notario. –Me pregunto de qué tipo de conflictos estamos hablando… –Es mediable cualquier situación en la que existe controversia entre dos o más personas, como por ejemplo en el ámbito familiar, vecinal, interreligioso, en el ámbito civil y mercantil, en materia de discapacidad, etc. En la mediación familiar se incluyen no sólo las controversias derivadas de las consecuencias de la separación o el divorcio, sino que también están incluidos aquellos conflictos que afectan a familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad, como en el caso de las empresas familiares, etc. La mediación comunitaria tiene como fin resolver cuestiones vecinales o conflictos interreligiosos. La mediación civil y mercantil trata de resolver discrepancias en materia de contratos, herencias, compraventas u otras transacciones mercantiles, intermediaciones hipotecarias, etc. La mediación en materia de discapacidad tiene en cuenta las necesidades especiales de cada persona, ajustándose el proceso de mediación a cada discapacidad, logrando así que todos accedan a la mediación en un plano de igualdad. También son mediables las materias derivadas del derecho penal y laboral. –¿Acaso la justicia de siempre está fallando? –Administrar justicia mediante un juez que valora unos hechos y un derecho aplicable es la forma más tradicional, pero ha generado dudas y suspicacias por la poca flexibilidad de los procesos judiciales. A esto se suman las corrientes que valoran el que sean las personas implicadas quienes lleguen a través del dialogo a acuerdos flexibles, duraderos y consensuados, acuerdos de presente y para el futuro. La mediación, como forma alternativa, no es algo ajeno a la administración de justicia, sino algo complementario. La nueva ley ha posibilitado que la presencia de los servicios de mediación en los juzgados sea más visible y no pocos letrados ofrecen sus servicios de mediación en sus despachos desde una perspectiva de cultura de paz. –Decíais antes que la mediación es menos costosa… –Es evidente que cuesta menos que un proceso judicial, a nivel económico y emocional, y también es más eficaz, porque son las partes las que deciden sobre su acuerdo. –¿Qué aporta la mediación a la sociedad actual? –La mediación implica una «cultura de paz» basada en el dialogo, un espacio de comunicación entre las partes donde no existen ganadores ni perdedores. Por ello, es muy importante que nos impliquemos en crear una sociedad que no esté basada en la conflictividad y sí en la cooperación para el dialogo, como puente de entendimiento.


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook