Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Correspondencia
Marzo - 2013


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Infancia en la indigencia


Infancia en la indigencia - ¡Gracias, Benedicto!

Infancia en la indigencia Uno de cada siete niños nacidos en los países más pobres está sentenciado a morir antes de cumplir los cinco años, a razón de más de 250.000 al año. La mayor parte de los niños mueren por carencia de nutrición básica, lo que les debilita, reduce su peso y acentúa su vulnerabilidad a las enfermedades infecciosas y de todo tipo. En los países en desarrollo, la diarrea, las enfermedades respiratorias agudas, la malaria y el sarampión son culpables de gran parte de las muertes infantiles. Esto está ocurriendo, por increíble que parezca, en muchos países de Hispanoamérica y el Caribe. Por otra parte, según las Obras Misionales Pontificias, hay 14 millones de huérfanos en el mundo a causa del sida. 130 millones de niños en el mundo no van a la escuela, 180 millones padecen desnutrición, 250 millones sufren explotación laboral, cerca de 2 millones de niños son trajinados como objetos sexuales y un millón de menores caen en las redes del comercio sexual. En este tráfico sexual, la miseria marca el destino de muchas niñas en el Sudeste Asiático. Unas veces hay detrás grupos criminales; otras son las propias familias las que venden a sus descendientes para sobrevivir. Y también las mismas niñas se organizan y se prostituyen, creando sus propias redes. Se estima en 400 millones los niños esclavos, encadenados a trabajos forzados en la agricultura, en minas, en industrias y como esclavos de terratenientes. Los niños soldado son ya medio millón. La situación de la infancia es la imagen de nuestra condición moral como adultos. Una civilización que no protege a la infancia ha perdido la esperanza. La infancia en la indigencia, vejada, golpeada, inmolada es un crimen contra la humanidad. «Cuando hacéis con la violencia derramar las primeras lágrimas a un niño, ya habéis puesto en su espíritu la ira, la tristeza, la envidia, la venganza y la hipocresía», escribió Azorín. C.F. ¡Gracias, Benedicto! Del fondo del corazón me surge un gracias enorme por estos ocho años que Dios me ha permitido seguir de cerca al papa Benedicto por mi trabajo. Y a pesar de que Juan Pablo II era “mi” Papa, el que había fortalecido mi fe, Benedicto XVI se hizo enseguida un hueco en mi corazón dándome razones de mi fe. Siento emoción, gratitud, tristeza, admiración y un deseo de estarle cerca tras la valiente decisión que ha tomado. Y no es sólo un sentimiento, sino algo más íntimo. Quisiera decirle que con este acto ha demostrado que la Iglesia no es nuestra, sino obra de Dios, que no la construimos nosotros, sino Él. Ha sido una decisión sufrida y generosa, pero abrirá un tiempo nuevo en la Iglesia, y ruego para que así sea, para que este sacrificio dé muchos frutos. No puedo dejar de sentirme protagonista de este tiempo histórico de la Iglesia, en que pueden ocurrir cosas inesperadas para el bien de todos. Es como un reclamo a vivir en mayor medida por la unidad. El día que el Papa anunció su renuncia, un periodista con el que he trabajado alguna vez me envió este SMS: «¡Qué enorme gracia haber tenido un Papa así, y qué suerte haber podido ayudar a llevar sus palabras a todo el mundo!». Me gustaría decirle a Benedicto XVI que todo lo que me ha enseñado lo llevo en el corazón. Una vez le escribí y le dije que después de cada catequesis suya, yo no era la misma, porque experimentaba la alegría de ser cristiana, iluminaba mi existencia con una nueva fuerza que me hacía desear dar testimonio de ello. B.M.


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook