Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Escaparate
Mayo - 2012


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Chagall, el poeta con alas de pintor

Clara Arahuetes


EXPOSICION

Chagall, «el poeta con alas de pintor», como le llamó Henry Miller; un artista con un estilo personal, expresivo y colorista, difícil de clasificar pero fácilmente reconocible. Se ha hablado de la intensidad lírica de sus obras, de las metáforas del color y la forma que encontramos en su pintura. Quizás por eso siempre estuvo acompañado por poetas y escritores: Breton, Malraux, Apollinaire…, que le consideraban un “pintor literario”. Y es que a Chagall le gustaba la literatura y sus composiciones están llenas de fantasía. Hace vibrar los tonos –azules, verdes, rojos o amarillos– que dan vida a los personajes reales o fantásticos de sus cuadros, donde todo es posible. Son historias que el artista ha vivido, vinculadas a tradiciones religiosas y populares de la comunidad judía rusa, y también fábulas que imagina. Los temas de sus obras son extraños personajes que vuelan, un violinista encima de un tejado, un rabino pensativo, saltimbanquis, paisajes, animales fabulosos… en los que los colores se mezclan de forma impensable. Por todo ello se le ha considerado como un precursor del surrealismo, como dijo el teórico de este movimiento, André Breton: «Con él la metáfora hizo su entrada triunfante en la pintura moderna». El Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación Caja Madrid dedican la primera retrospectiva en España al artista ruso. Las obras proceden de colecciones públicas y privadas de todo un mundo. El recorrido de la exposición sigue un orden cronológico. La primera parte, «El camino de la poesía», en el Museo Thyssen, va desde sus inicios en Rusia y sus primeros años en París hasta su exilio en Estados Unidos, incluyendo su estancia en la Rusia revolucionaria y su regreso a Francia en 1920. En la segunda, «El gran juego del color», en las salas de Caja Madrid, vemos su evolución artística posterior a 1950, con obras sobre los grandes asuntos que centraron su interés en las últimas décadas, como la Biblia o el Circo, su relación con los poetas y su producción escultórica y cerámica. Chagall nació en la ciudad bielorrusa de Vitebsk en 1887 y murió en 1985 en Saint Paul de Vence (Francia). El desarraigo de su país y su cultura marcó su trayectoria artística. En 1906 viaja a San Petersburgo y obras como La boda rusa o Mujer con ramo de flores muestran ya su interés por los temas locales y por el color. Unos años después, en 1911, viaja por primera vez a París. Conoce a los impresionistas, a Gauguin, Van Gogh y Matisse, y también el Louvre. Se acerca al cubismo a través de Delaunay y se interesa por los temas, a diferencia de Picasso y Braque que supeditan todo a la composición. En la obra Yo y la aldea utiliza esta técnica fragmentando los planos para construir escenas simultáneas. Chagall tuvo más amigos poetas que pintores y fueron estos los que primero apreciaron su obra. Apollinaire decía que en sus composiciones encontramos lo real, los recuerdos, los sueños y la imaginación. Sus pinturas parisinas evocan sus orígenes. Conoce los nuevos lenguajes artísticos, pero no se adhiere a ningún movimiento de la vanguardia. Sin embargo influyen en sus obras, dando como resultado un arte que causa admiración y extrañeza entre sus contemporáneos. Aunque el judaísmo hasídico consideraba sacrílega la representación de imágenes del hombre, Chagall se mantuvo siempre dentro de la figuración y nunca se adentró en la abstracción, como la mayoría de sus compatriotas. La habitación amarilla, El violinista, Dedicado a mi prometida, La boda son algunos ejemplos de esta época. En ellos aparece ya su universo: un mundo poético, fantástico o soñado, en el que todo es posible, y en el que se mezclan recuerdos de su juventud y su innato sentido del color con la geometría y descomposición cubista de las formas o con el colorido vibrante de los pintores fauves. En Gólgota, de 1912, trata de manera muy personal un tema universal que no estaba de moda entre los artistas. Para representar a Cristo, que aquí no descansa en la cruz, utiliza formas que recuerdan al cubismo. Jugando con los verdes, azules y rojos, consigue un aspecto irreal en el fondo del cuadro, un espacio “sobrenatural”, con la presencia de Jesús crucificado. En su primera exposición individual en Berlín, en 1914, el público alemán recibió su obra con entusiasmo. Desde allí viajó a Vitebsk para casarse con su novia, Bella Rosenfeld. Aunque su idea era regresar pronto a París, le sorprendió la Primera Guerra Mundial y después la revolución bolchevique, y su estancia se prolongó durante ocho años. En esta época, como había hecho con las vanguardias parisinas, tomó lo que le interesaba del constructivismo y del suprematismo ruso. Un ejemplo son los telones del Teatro de Cámara Judío. Dedicados a las distintas artes, en ellos aparecen algunos de sus motivos más queridos: violinistas, acróbatas, animales de granja… También pintó en su ciudad cuadros que llamó “documentos”, sobre sus gentes y paisajes. Bella sobre el puente, El tratante de ganado, La novia de las dos caras… donde muestra sentimientos contrapuestos, a veces idílicos, otras nostálgicos e incluso apocalípticos. El violinista (1912-1913) baila apoyando el pie sobre el tejado de una casa, y a su alrededor se ve un caserío que recuerda a Vitebsk. Chagall utiliza una paleta rica y sombría para describir la ciudad. El rostro del violinista es verde, la barba azul y el abrigo blanco como la nieve de los tejados que le rodean. En 1922 abandona Rusia para siempre y se instala de nuevo en Francia. Allí vivió el resto de su vida, excepto entre 1941 y 1948, que residió en Estados Unidos para evitar ser deportado. Ambroise Vollard le encarga ilustrar con grabados las Fábulas de La Fontaine y la Biblia. En estos grabados muestra su dominio de la punta seca y el aguafuerte; las ilustraciones se adecuan a la fantasía e ironía del escritor francés. En esos años realiza una serie de pinturas inspiradas en esos mismos temas: La gata transformada en mujer, El zorro y las uvas, Las dos palomas, El gallo... La luz del sur de Francia y sus colores se reflejan en las obras de las últimas décadas en las que no abandona sus temas clásicos: religión, familia, sueños, fábula o el circo. El circo azul, La danza, Los tejados rojos, La guerra… son algunos de los títulos que pueden verse en la Fundación Caja Madrid, además de piezas cerámicas y algunas esculturas. Una retrospectiva en Jerusalén en 1951 le llevará a Israel. Más tarde realiza diseños y vitrales para la catedral de Metz, la sinagoga de la Clínica Universitaria de Hadassah, en Jerusalén, o el Art Institute de Chicago. También pinta los frescos del techo de la Ópera de París, con un homenaje a los grandes compositores: Mozart, Ravel, Stravinsky o Debussy. El carácter narrativo de la obra de Chagall, con sus alegorías y metáforas como expresión de sentimientos, hicieron que el pintor tuviera una posición tan singular como marginal, de manera que se convirtió en un antimoderno en su época. Clara Arahuetes clara.arahuetes@telefonica.net


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook