Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar el proceso de compra. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies', puedes ver nuestra política de cookies, aquí
Política de cookies +
logorevista

Usuario
Contraseña   
Recordar contraseña
logoIntroduzca su email y recibirá un mensaje de recuperación de su contraseña






                 

Conozca
nuestros
libros
libro

Código 20
Febrero - 2008


EN ESTE NÚMERO


Suscríbase si quiere tener acceso a la descarga de los pdf de todos los artículos.
Regístrese para poder descargarse dos artículos del número actual y tres de números anteriores al mes.

Eso que llaman vocación

Ana Moreno Marín


Una historia que contar

El futuro para un joven siempre es una incógnita, una caja de sorpresas llena de ilusión e inquietud a la vez. Se trata de esa famosa pregunta sobre qué voy a hacer con mi vida, con la que muchos jóvenes se agobian. Otros, sin embargo, lo ven tan lejano que no se lo cuestionan. Alca, estudiante de Matemáticas y Física, de 25 años, lo tiene claro. – ¿Qué has elegido para tu vida? –He decidido donarme totalmente, como focolarino. –Dicen que Dios llama cuando menos te lo esperas... ¿Te veías así hace cuatro años? –¡Por supuesto que no! Sentía inquietud. El corazón y la intuición siempre van por delante de lo que la mente es capaz de comprender. Pero tenía una mezcla de anhelos: formar una familia, tener una casa, un empleo prometedor y “triunfar” dentro de los cánones que te presenta la sociedad. –Supongo que ahora adquiere otro significado eso de “dar la vida por un Ideal”, aunque imagino que la inquietud de dejarlo todo, familia, amigos..., no te la quita nadie. ¿Es parte sine qua non de la elección? –A medida que fui comprendiendo lo que Dios me pedía, me fui dando cuenta de que estaba más apegado de lo que creía a muchas personas y cosas, y todo ello supuso una prueba y varias noches de llantos. Un día, leyendo el evangelio me encontré con la siguiente frase: «Nadie hablará de su descendencia, porque ha sido arrancado de la tierra» (Hch 8, 32-34), y por dura que pueda parecer, me atrajo muchísimo y sentí que me daba alas, que rompía mis limitaciones humanas y me hacía un hombre para los demás. Unos días después pedí iniciar el camino para llegar a donarme completamente a Dios entrando en el focolar. –Un camino con momentos buenos y no tan buenos. En el mes de abril falleció tu padre en un accidente de tráfico. ¿Cómo se afronta la muerte de un ser tan querido? –Unos días antes había pasado el fin de semana en casa. Les había comuncado a mis padres que estaba totalmente decidido a consagrarme, y como mi hermano es sacerdote, suponía que se quedaban sin la posibilidad de tener nietos. La mañana antes del accidente, mi madre sacó el tema de la descendencia, y mi padre dijo que se sentía el hombre más feliz del mundo, que no le preocupaba. De hecho, llevaba un tiempo muy ilusionado preparando la ordenación de mi hermano. Esta felicidad y esa “despreocupación” me hacen intuir que su esperanza estaba puesta en algo que no es de este mundo. Estaba preparado. Eso me da mucha paz, e incluso recurro a él en momentos en los que estoy alterado; aunque no evita el dolor por la pérdida, y más al unirme al dolor de mi madre. Pero es un dolor que te robustece, te edifica y siempre acaba en una sensación de calma. –Hace poco también murió tu abuelo. Es un contraste fuerte, como el amanecer y el ocaso. Siempre me impresiona cuando hablo con personas ancianas: cómo asimilan la muerte, el hecho de que la vida tiene su fin, quizás porque lo veo desde la juventud. ¿Qué ha significado para ti? –Tuve la oportunidad de ayudarle la noche y mañana anterior a su muerte, y me impresionó ver su cuerpo reducido a la mínima expresión. Pero tenía la certeza de que no había perdido su dignidad; es más, me parecía que la docilidad ante los cuidados y la muerte lo hacían más digno y más humano que nunca, quizás porque amaba más en ese momento. Lo mejor de Alca es su sonrisa y ese brillo en los ojos que proclama la felicidad de la vida que ha elegido, aunque todavía le queda acabar la carrera doble que está haciendo. Eso me recuerda que muchos estaréis de exámenes o ya los habréis pasado. ¡Mucha suerte en los resultados!


Deja aquí tu comentario


Introduce los caracteres que ves en la imagen

Numeros aleatorios Recargar imagen





BUSCADOR
¡¡La búsqueda no ha producido resultados!!
Modos de acceso

De forma gratuita


Acceso a cinco artículos cada mes: dos de la revista del mes en curso y tres de revistas anterior, a su elección
logoIntroduzca los datos para el registro












Suscripción


Recepción de la revista en papel en su domicilio y acceso online a todos los artículos de las revistas

Solicitud de suscripción a la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados.



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población




Teléfono de contacto


E-mail



Contraseña



Repita Contraseña



Suscripción anual:
España: 47 €
Otros países: 57 €

Otras suscripciones anuales:
Colaborador: 60 €
España, 5 revistas: 180 €


Forma de pago
Domiciliación bancaria
Giro Postal
Transferencia
Paypal
Pago con tarjeta


Comentario



Acepto los siguientes términos y condiciones: En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, procedemos a informarle de que sus datos serán incorporados a un fichero informatizado de datos personales con fines comerciales y promocionales, incluida la publicidad por medios electrónicos que puedan ser de su interés, cuyo responsable es Editorial Ciudad Nueva con domicilio en José Picón, 28 - 28028 Madrid y tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de los datos que sobre usted figuren en el mismo.


Su solicitud de suscripción ha sido enviada.
Nos pondremos en contacto con usted
Muchas gracias

Enviaremos tres ejemplares a su dirección para que conozca la revista

Conozca la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulario cumplimentando todos los datos solicitados para que podamos enviarle tres ejemplares de la revista a su dirección .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario




Recomiende la revista Ciudad Nueva


Rellene el siguiente formulariocon los datos de la persona a la que quiere que le enviemos tres ejemplares de la revista para que la conozca .



Nombre


Apellidos


Dirección


Código Postal


Población


Provincia


País


Teléfono de contacto


E-mail



Comentario








Editorial Ciudad Nueva
C/ José Picón, 28
28028 Madrid (España)
Aviso legal
Mapa de la Web
Política de cookies
@2015 Editorial Ciudad Nueva. Todos los derechos reservados
facebook